Confiando siempre en Dios

 

2 Corintios 4:17

Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria.

Muchas veces podemos, hasta inconscientemente, oponernos o negarnos a lo que Dios quiere que hagamos y queremos que cambie su rumbo; cuando en realidad, somos nosotros los que deberíamos cambiar el nuestro.

Tenemos que entender que los planes de Dios son mejores que los nuestros. Pero eso no significa que, de entrada, sean más fáciles o incluso más atractivos.

Y es que todo trabaja para nuestro bien en la obra que el Señor está desempeñando en nosotros, por ello recuerda que detrás de la adversidad que halles en Tu camino, está una lección o aprendizaje para el plan maravilloso El Señor ha construido para Ti un plan de paz, y no de mal (Jeremías 29:11) para darnos aquello que merecemos.

¡Ten esperanza, confía!

 

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments