Practicando la misericordia

Mateo 5:7

“Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”

Cuando los creyentes nos vemos como realmente somos, cuando nos lamentamos de nuestra condición, cuando caminamos con humildad ante Dios y tenemos hambre y sed de justicia, se produce en nosotros la misericordia. Nos volvemos misericordiosos cuando reconocemos la gran misericordia que se nos ha concedido.

Jesús dijo: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia” (Mateo 5:7).

En la cultura de la época de Jesús la misericordia no era muy apreciada. De hecho, a los romanos no les importaba nada la misericordia. Lo veían como una debilidad, no como una virtud. Un filósofo romano dijo que la misericordia era una enfermedad del alma.

Los romanos glorificaban la justicia, el valor, la disciplina y el poder. La misericordia no tenía ningún valor en su cultura, al igual que no lo tiene en la nuestra hoy en día.

Sin embargo, Jesús dijo: Bienaventurados los misericordiosos… La misericordia es algo que hacemos, no sólo algo que sentimos. Significa ayudar a una persona necesitada, rescatar a alguien de la miseria. La misericordia significa un sentimiento de piedad, además del deseo de hacer algo para detener el sufrimiento.

Decir simplemente «siento tu dolor» no es misericordia. La misericordia es, cuando estemos en posición de ayudar, intentar satisfacer la necesidad, no sólo sentirla. La verdadera misericordia es piedad que lleva agregada la acción.

Y finalmente la misericordia es también apropiarnos del perdón y aprender a perdonar. Somos heridos a diario, somos objeto de injusticias o muchas veces de rechazo, por personas que ni siquiera merecen nuestra sonrisa.

Ahora, piensa conmigo, ¿hemos actuado de forma diferente con Dios? ¿Cuántas de nuestras actitudes han causado disgusto en su corazón? ¿Ha dejado de amarnos por eso? ¡Ciertamente no y nunca lo hará!

Entonces, ¡empecemos en lo posible a cultivar el mismo sentimiento que Él! Perdonar, mostrar misericordia. Los que lo hacen obtienen la misericordia de Nuestro Padre Celestial. ¡Y creo que esto es exactamente lo que más necesitamos en nuestra vida, hoy y siempre!

 

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments