Preparados para ser ejemplo

Daniel 1:20

“En todo asunto de Sabiduría e Inteligencia que el rey les consultó, los halló DIEZ veces MEJORES que todos los magos y astrólogos (estudiosos de las ciencias) que habían en TODO su reino”

Ser excelente es ser Extraordinariamente bueno, Capaz y habilidoso. Cuando reposa sobre alguien el espíritu de excelencia, entonces se está sellado para marcar historia, para resaltar, para ejercer dominio y para ser Diez veces mejor.

A esto ha sido llamada la Iglesia a ser Excelente, a ser Diez veces mejor y este espíritu ha reposado siempre sobre los hombres llamados por Dios ¡como tú!

Excelente en la Santidad

Ser común es Fácil, contaminarse también, pero dejar atrás el pasado y dedicarse, consagrarse al Señor es el reto más importante que tenemos por delante.

Pablo fue capaz de decir: “Sean imitadores de mi como Yo de Cristo”, él sabía que había alcanzado tal nivel de testimonio que sus pasos podían guiar a otros a Jesús. La santidad de la Iglesia le limpia el camino a los impíos y los atrae a Jesús.

Excelente en el Lenguaje

Samuel, el Sacerdote, Juez y Profeta

La Palabra declara: “Ninguna de sus palabras cayó a tierra”.

Ni como profeta, ni como Sacerdote, ni como Juez. Su palabra era respaldada por el Cielo.

“El poder de la vida y la muerte esta en tu boca”

(Proverbio Salomónico) Ejerce dominio con tus palabras. Habla lo bueno, lo puro, lo honesto, lo eterno. Cambia tu idioma por el Celestial.

Tu eres la Iglesia y la iglesia habla diferente

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments