Dios transforma nuestras debilidades en fortalezas

2 Corintios 12:3-9

“Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar. De tal hombre me gloriaré; pero de mí mismo en nada me gloriaré, sino en mis debilidades. Sin embargo, si quisiera gloriarme, no sería insensato, porque diría la verdad; pero lo dejo, para que nadie piense de mí más de lo que en mí ve, u oye de mí. Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.”

 

El apóstol Pablo, está contando un poco de su vida, de sus experiencias personales con Dios, en virtud de lo que está observando a su alrededor, gente que dudaba de su ministerio, el tiene un altercado con los Corintios, porque estos dudaban del apostolado de Pablo; él les tiene que decir: si para otros, no soy apóstol, para vosotros, si lo soy; porque el sello de mi apostolado, sois vosotros en el Señor, con todo esto seguían habiendo dudas, críticas, pero ahora Pablo, decide hablar un poco de sí mismo y sus experiencias, solo para exaltar el poder de Dios, que opera en él.

¿QUE SON MIS DEBILIDADES?

Todos tenemos cosas de las cuales no nos sentimos orgullosos, cosas que no quisiéramos que estén en nosotros, porque son ese talón de Aquiles en nuestras vidas, pero existen, unas son físicas, otras Morales y otras espirituales.

Somos cristianos convertidos y tenemos muchos talentos, pero es no elimina el defecto; es decir, que Dios no espera eliminar todos mis defectos, para luego llenarme de sus dones y de su espíritu, estar lleno de Dios y de dones, no significa, estar libre de debilidades.

Pablo reconoce tenerlas, y no es que se alegraba de tenerlas, y de haberse podido librar de ellas, lo hubiera hecho, pero no estaba en él quitarlas.

EL MOTIVO DE TENER DEBILIDADES

Pablo narra su historia y dice, que a él le convenía gloriarse en las revelaciones del Señor, ¿a quien no le va a gustar contar las experiencias lindas que ha tenido con Dios? Quien no se regocijaría diciendo: Dios habló conmigo, oí la voz de Dios, los ángeles me visitaron, Dios me llevó a su presencia.

En el caso de Pablo, él dice, que fue arrebatado al tercer cielo y oyó cosas inefables, que no le es dado a los hombres contar, imagínese esa experiencia, ¿que cosas serían esas que Pablo oyó? Que privilegio tan grande tuvo el apóstol!

Pero eso no elimino sus debilidades, el fue al cielo, con todas sus debilidades, cuando Dios te usa, te revela, eso no te hace superior a nadie, sigues siendo un ser humano, con todos tus defectos y debilidades.

Pablo aclara que el propósito real de las debilidades, viene de Dios y es para que reconozcamos que nada somos sin él, que solo somos instrumentos en sus manos para usarlos como él quiera y cuan él quiera.

No hay premio para la pluma que usó el escritor para escribir un libro, que alcanzó ser un bestseller, no hay premio para el papel que usaron para hacer las fórmulas matemáticas, no hay premio para el micrófono que usó el cantante que ganó el Oscar, así tampoco el premio, ni la honra es para nosotros, cuando Dios nos usa, el premio, la gloria, la honra, son para él.

¿POR QUÉ DEBO ALEGRARME DE MIS DEBILIDADES?

Siempre tratamos de cubrir lo que no nos gusta de nosotros, pero hay cosas que no podemos ocultar, que las tenemos a la vista de todos.

Pablo confiesa que a él no le agradaba, que aquello lo avergonzaba, y oró a Dios una vez, la respuesta fue negativa, pero aún así, no se resignó y oró la segunda vez, y la respuesta fue la misma, pero oró la tercera vez, no quería tener eso en su vida, lo avergonzaba, pero Dios le dijo: bástate mi gracia, porque mi poder se perfecciona en las debilidades.

DIOS USA TUS DEBILIDADES PARA EXALTAR TUS VIRTUDES

Dios permite todo esto en nosotros, para que la excelencia del poder, sea de él y no de los hombres, pero no desaparece la unción, ni la revelación, y eso sí es tuyo y nadie te lo quita.

Dios permite eso, porque si no, seríamos demasiados arrogantes, no entenderías a nadie que se enferme o que resbale y caiga; porque nadie puede creer más en la misericordia, que aquel que ha alcanzado misericordia, nadie puede hablar mejor de sanidad, que aquel que ha sido sanado, nadie puede hablar mejor del perdón, que aquel que ha sido perdonado.

Por eso gloríate en tus debilidades y que nada impida que le sirvas a Dios con todo tu corazón.

 

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments