Aprendiendo a orar con Jesús

 

 

Lucas 11:1

“Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.”

¿Por qué los discípulos tenían esta necesidad? Porque habían aprendido a orar desde las circunstancias, desde la tradición, con vanas repeticiones, con una metodología inefectiva y sobretodo sin Respuesta.

Ya Jesús llevaba tiempo de Ministerio y en el momento de madurez como discípulos, ellos hicieron la petición correcta. Porque comprendieron que para toda pregunta la respuesta siempre será la Oración.

A orar desde el Espíritu

El apóstol Pablo nos muestra una dimensión más profunda que es orar en Lenguas. Pero fíjate, que cuando yo te digo que hay necesidad de orar en el espíritu, es mantenerse VELANDO, es tener una COMUNIÓN ininterrumpida.

 Es un nivel tan profundo que tú cuerpo puede estar dormido, tu menta pensando en otra cosa, inclusive hablando con otras personas e interactuando con el mundo, pero tú espíritu se mantiene en una CONEXIÓN constante. 

A Orar desde la Justicia

Es orar con legalidad espiritual. Hay promesas, recursos, visiones y respuestas que sólo pueden llegar, cuando la vida se alinea con la Justicia. Jeremías dijo: “Al que ande en Justicia le irá bien” entonces muchas de las cosas que recibimos son consecuencia del comportamiento y la vida disciplinada. 

Cuando nos auto disciplinamos a nosotros mismos y corregimos la postura espiritual y morimos al Yo, entonces la Justicia es un arma de conquista. 

La Justicia premia y otorga las mejores respuestas. El diablo quería tocar a muchos de los hijos de Dios, pero el Reino decía: “Es un varón Justo”, Por lo tanto, orar desde la Justicia es hacer valer mediante tu testimonio, el Derecho que tienes a recibir esa respuesta. Hay legalidad en tu petición porque está alineada a la palabra, pero también hay legalidad en tu respuesta porque está alineada a la Justicia que vives.

A orar desde la Mente Libre

La imaginación es el plano desde donde la fe trabaja. Una mente libre es una mente que conquista visiones, proyectos y que cree en lo Sobrenatural. Cuando la mente está cargada los proyectos eternos se frenan. Lo que Dios te entregó necesita espacio dentro de tu pensamiento para que las ideas creativas Fluyan. 

El ingenio te hará orar las oraciones correctas, porque tu oración será un plan diseñado. Sabrás que lo que pides tiene un porqué, un para qué, un dónde, un cuándo y un así será. Una mente libre es una mente que ora los planes de Dios.

A orar desde la Fe

Una vez que la mente está libre la fe opera. Jesús oraba en circunstancias muy difíciles, pero aún así veía respuesta. Oró caminando sobre el mar, oró frente a la tumba de Lázaro después de cuatro días muerto, oró por el hijo de la viuda que yacía en el féretro, oró por enfermos con más de treinta años en esa condición y siempre obtuvo respuesta, porque oró desde la fe, desde la respuesta violenta e inmediata. 

Hay respuestas que por su configuración ameritan paciencia, pero hay respuestas que deben ser arrebatadas orando desde la fe, porque el momento apremia.

A orar desde el Amor

Mucha gente puede orar desde su dolor y reclamarle a Dios su ausencia o su falta de cobrar venganza. Cristo sólo dijo: “Padre perdónalos, porque no Saben lo que hacen”, y ni aún orando así el Padre le respondió. Porque la oración de amor no trae una respuesta audible, trae más amor al corazón.

A veces para que entiendas las misericordias de Dios debes pasar por procesos difíciles es que sensibilicen tu corazón.

Igual para que entiendas el perdón te hace pasar por procesos de Traición.

Igual para entender la piedad, te lleva por procesos de dolor.

A orar desde la palabra

Es orar desde lo profético, pero manteniendo el ajuste a lo que está escrito. No es hacer declaraciones, proclamaciones y decretos porque creo tener el poder para hacerlo. Es configurar la acción a la Voluntad de Dios. 

 

No hay una oración más efectiva y poderosa que aquella que está delimitada, ajustada y se sostiene en lo profético.

 

Cuando Jesús supo de la enfermedad de Lázaro sabía la Respuesta, pero igualmente oró, Para que todos entendieran el poder de la oración profética ajustada a la Voluntad de Dios.

 

Si logras visualizar la voluntad de Dios te darás la Revelación de las Respuestas divinas y la oración será efectiva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments