Versículos para la familia

Proverbios 22:6

Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará.

Salmo 127:3

Los hijos son una herencia del Señor, los frutos del vientre son una recompensa.

Proverbios 6:20

Hijo mío, obedece el mandamiento de tu padre y no abandones la enseñanza de tu madre.

Proverbios 17:6

La corona del anciano son sus nietos; el orgullo de los hijos son sus padres.

Marcos 3:25

Y, si una familia está dividida contra sí misma, esa familia no puede mantenerse en pie.

1 Timoteo 5:8

El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo.

Proverbios 15:20

El hijo sabio alegra a su padre; el hijo necio menosprecia a su madre.

Proverbios 4:1-2

Escuchen, hijos, la corrección de un padre; dispónganse a adquirir inteligencia. Yo les brindo buenas enseñanzas, así que no abandonen mi instrucción.

Salmo 128:1-4

Dichosos todos los que temen al Señor, los que van por sus caminos. Lo que ganes con tus manos, eso comerás; gozarás de dicha y prosperidad. En el seno de tu hogar, tu esposa será como vid llena de uvas; alrededor de tu mesa, tus hijos serán como vástagos de olivo. Tales son las bendiciones de los que temen al Señor.

1 Corintios 13:7

El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Josué 24:15

Pero, si a ustedes les parece mal servir al Señor, elijan ustedes mismos a quiénes van a servir: a los dioses que sirvieron sus antepasados al otro lado del río Éufrates, o a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ustedes ahora habitan. Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor.

1 Juan 4:16

Y nosotros hemos llegado a saber y creer que Dios nos ama. Dios es amor. El que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

Salmo 103:17-18

Pero el amor del Señor es eterno y siempre está con los que le temen; su justicia está con los hijos de sus hijos, con los que cumplen su pacto y se acuerdan de sus preceptos para ponerlos por obra.

Génesis 12:3

Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré a los que te maldigan; ¡por medio de ti serán bendecidas todas las familias de la tierra!

Marcos 10:6-9

Pero al principio de la creación Dios “los hizo hombre y mujer”. “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo”. Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.

 

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments