Anhelando la gloria de Dios

Éxodo 33:18

 

Él entonces dijo: “Te Ruego que me muestres tu Gloria:”

 

La oración es fundamental. Hay que aprender a pedir Como conviene, Conforme a la Voluntad y según el Propósito de nuestro llamado.

Moisés se abrió ante Jehová e hizo tres peticiones Poderosas y correctas:

Moisés notó que habiéndose Dios arrepentido del Mal que podía hacerle al pueblo por el becerro, entonces había un camino mayor, más alto, más grande, lleno de favor, de misericordia y de perdón,

¡Es el camino de la Gracia! Moisés oró por Gracia, teniendo en sus manos la Ley.

Moisés oró por lo que aún no se había manifestado en su totalidad, pero que estaba en el corazón de Dios.

Por él, Dios perdonó a su Pueblo. ¡ESTO ES GRACIA! Y ahora está Moisés diciendo:  Queremos vivir así, de fu favor, en tu Camino, en tu Gracia.

Moisés no quería vivir en su propio camino, en su comprensión, en su propio entendimiento, él quería vivir en el camino profético trazado por Dios.

Moisés comprendió que la presencia de Dios era más importante que las tablas, que el tabernáculo, que las promesas, que el Ministerio, que la unción, que los dones, que todo lo demás, porque un hombre sin presencia no tiene Propósito espiritual y un pueblo sin presencia no tiene destino espiritual.

Mejor es un desierto con Dios, que un huerto hermoso sin Él.

 

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments