El fruto de la Fe en Dios

Salmos 1.3

“Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.”

Muchas veces, a lo largo de nuestra vida, plantamos semillas que pensamos que crecerán de forma maravillosa, pero a menudo nos decepcionamos porque no han aparecido esas hermosas flores rojas y exóticas que esperábamos.

Le agradezco a Dios que sea paciente y nos ayude a quitar las malas hierbas de nuestro jardín de decepciones si simplemente le entregamos nuestra vida a Dios y le pedimos que sea el jardinero maestro en el jardín de nuestra vida.

Estoy seguro de que un día Él hará de ese jardín un lugar espléndido y maravilloso, quizás lleno de muchas flores exóticas rojas, rosas, púrpuras, amarillas y blancas de todos los tamaños y formas.

Será mucho más allá de nuestras expectativas, porque Él puede hacer abundante e infinitamente más que todo lo que le pedimos o incluso imaginamos (ver Ef 3:20).

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments