El poder sanador de Dios

Josué 1:2,5

“Mi siervo Moisés ha muerto; ahora, pues, levántate y pasa este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que yo les doy a los hijos de Israel…Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.”

A veces sucesos que consideramos una tragedia, o un evento muy malo que ocurre a nuestro alrededor, son acontecimientos que marcan el fin de una temporada y el comienza de otra maravillosas donde Dios ratifica su respaldo y apoyo, tal y como no los mostró en el pasado.

En momentos donde otros se derrumban y creen que ya nada habrá, Dios nos dice “levántate y avanza”. Es tiempo de avanzar más allá del dolor, porque la promesa de Dios es permanecer a nuestro lado, apoyarnos y respaldar todo lo que hagamos en su nombre.

Mantengamos abiertos nuestros ojos espirituales y recibamos en este día la sanidad de Dios Padre sobre ese luto que nos causa malestar, es momento de un nuevo comienzo y una temporada de bendición para nuestras vidas.

Oración:

Padre amado, ayúdame a mantener mis sentidos espirituales abiertos y nunca perder la fe ni el horizonte del camino que me has mostrado. Guarda mi corazón de la queja y el lamento, y más bien enséñame a ser agradecido y a recibir tu amor sin reserva ni resistencia.

Gracias amado padre porque aún los acontecimientos más dolorosos nos ayudan para bien y tu amor nos cubre en medio de los momentos más dolorosos para mostrarnos tu gran poder sanador.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments