Salmos bonitos para compartir

Salmos 9:11

¡Canten al Señor, que vive en Sión! ¡Proclamen entre los pueblos sus acciones!.

Salmos 33:2

¡Aclamen al Señor con arpas! ¡Alábenlo al son del salterio y del decacordio!.

Salmos 35:28

Mi lengua hablará de tu justicia y de tu alabanza todo el día.

Salmos 40:3

Puso en mis labios un nuevo canto, un canto de alabanza a nuestro Dios. Muchos vieron esto y temieron, y pusieron su esperanza en el Señor

Salmos 47:7

Porque Dios es el Rey de toda la tierra, canten con entendimiento

Salmos 51:15

Abre, Señor, mis labios, y mi boca proclamará tu alabanza.

Salmos 67:3

¡Que te alaben los pueblos, Dios mío! ¡Que todos los pueblos te alaben!.

Salmos 69:34

¡Que lo alaben los cielos y la tierra, los mares y todo lo que hay en ellos!.

Salmos 113:1

Ustedes, siervos del Señor, ¡alábenlo! ¡Alaben el nombre del Señor!.

Salmos 117:1

Ustedes, naciones todas, ¡alaben al Señor! Y ustedes, pueblos todos, ¡alaben al Señor!.

Salmos 148:2

¡Qué alaben al Señor todos sus ángeles! ¡Qué alaben al Señor todos sus ejércitos!.

Salmos 150:6

¡Que todo lo que respira alabe al Señor! ¡Aleluya!.

Isaías 12:5

¡Canten salmos al Señor, porque sus obras son magníficas! ¡Que toda la tierra lo sepa!.

Salmos 34:14

Que se aparte del mal y haga el bien; que busque la paz y la siga.

Salmos 131:3

Israel, pon tu esperanza en el Señor, desde ahora y para siempre.

Salmos 91:1

El que habita al abrigo del Altísimo se acoge a la sombra del Todopoderoso.

Salmos 93:4

Pero el Señor, en las alturas, se muestra poderoso: más poderoso que el estruendo de las muchas aguas, más poderoso que los embates del mar.

Salmos 37:5

Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará.

Salmos 34:5-7

Radiantes están los que a él acuden; jamás su rostro se cubre de vergüenza. Este pobre clamó, y el Señor le oyó y lo libró de todas sus angustias. El ángel del Señor acampa en torno a los que le temen; a su lado está para librarlos.

Salmos 13:6

Canto salmos al Señor. ¡El Señor ha sido bueno conmigo!.

Salmos 4:8

En paz me acuesto y me duermo, porque solo tú, Señor, me haces vivir confiado.

 

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments