Viviendo en la presencia de Dios

Lucas 10:41-42.

“Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.”

Hay cosas muy importantes en la vida, hay unas más importantes que otras, todo depende de la ocasión; sin embargo, aunque hay cosas muy importantes, no son necesarias para lo que se quiere lograr, por ejemplo; un auto es importante, pero no es necesario si lo que alguien necesita, es respiración boca a boca, porque está muriendo por falta de oxígeno.

A menudo confundimos lo importante con lo necesario.

Hay cosas que son necesarias, aunque no parezcan muy importantes.

  1. Hablamos ahora de lo espiritual.

Eclesiastés 12:13.

Salomón, en Eclesiastés: dice: El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.

Salomón es el hombre más sabio que ha pisado este planeta, exceptuando al Señor Jesucristo. Y el llega a la conclusión, después de haber hecho un análisis de la vida, de que solo una cosa es necesaria, para tener vida eterna: temer a Dios, por supuesto que temer a Dios se evidencia en guardar su palabra.

  1. Como lo vio David.

Salmos 27:4.

Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.

Para David lo más importante y necesario, era permanecer en la presencia de Dios.

El era un rey, un gobernante con una agenda muy apretada, él tenía que tener cuidado de su pueblo, en la comida, servicio básicos, servicios de salud. Y atender los asuntos políticos y militares, pero entre tantas cosas importantes, él consiguió la más necesaria, y era permanecer en comunión con Dios, él sabía que si estaba bien con Dios, todo le saldría bien.

Josué: 1: 8.

El señor le dijo a Josué: nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que harás todo lo que en él está escrito y todo te saldrá bien.

Así que lo necesario es permanecer en comunión con Dios.

III. Cómo lo vio Jesús.

Cuando el Señor entró a visitar a sus amigas: Marta y María, las dos estaban contentas de que su señor y amigo los visitara, pero ambas tomaron un roll diferente, de acuerdo a su punto de vista, de lo que era realmente necesario.

Para Marta, era necesario hacer la comida, limpiar, poner todo en orden, porque así agradaría a Jesús, no es que para ella no era importante, pero ella quería servir a Jesús en una casa limpia y ordenada.

María, creyó que era más importante oír lo que Jesús decía, el se iba y ella podía limpiar y arreglar después.

Marta no soporta y explota porque María no la ayudará.

Siempre se ha criticado a Marta como carnal y María es la espiritual, eso no es del todo cierto, lo que en realidad Jesús le está diciendo a Marta, no es que no es necesario limpiar, ordenar, trabajar; porque si todos estuviéramos orando solamente o adorando solamente, o predicando: habría un colapso mundial en la economía, todo se detendría, no habría producción ni transporte etc.

Lo que el señor está enseñando, es que lo debemos meter a él en todo lo que hacemos, que lo que realmente es importante, es trabajar y que Jesús esté en mi trabajo, y en todo lo que hago, cada uno cumplirá su rol, pero entendiendo lo que es verdaderamente necesario, por eso Jesús dijo: solo una cosa es necesaria y María la descubrió y nadie se la va a quitar.

 

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments