No olvidemos las promesas de Dios

Deuteronomio 31:8

“Y Yahveh va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.”

Con frecuencia los problemas buscan desanimarnos, desorientarnos y hacer que desviemos la mirada de Dios, pero la palabra del Eterno tiene esa particularidad, y es que llega de repente en medio de la crisis más terrible con todo el poder para transformar lo que sea que nos este robando la paz y devolvernos todo lo que el enemigo quiera robarnos.

El problema es que a veces no vemos a Dios a pesar de que la palabra nos asegura que esta delante de nosotros, y es que solemos darle más poder a los problemas y mayor importancia de la que realmente tienen olvidando que por encima de Dios no hay nada mas grande.

Todo eso ocurre a causa de las preocupaciones y problemas que nos agobian y nos hacen ciegos ante la presencia del Padre, es por eso que su palabra llega como un de repente para devolvernos la vista y recordarnos quizás lo que ya sabemos, pero que se había ocultado a causa de nuestro olvido.

Dios nos recuerda hoy que no nos dejara, ni nos desamparara, por lo tanto no debemos temer, El Es Mas Fuerte, y su poder sobrepasa la fuerza de todos los mares, esta es una promesa para no olvidar.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments