La prudencia no anula nuestra Fe en Dios

Hemos visto a Dios actuando en diferentes dimensiones, por ejemplo: Elías desafío a los baales y Dios lo respaldó y los hizo pedazos.

David enfrentó a Goliat y lo mató, enfrentó leones y osos y los venció.

Sansón enfrentó a los filisteos y él solo, mató tres mil de ellos, solo con una quijada de asno.

Eso es por poner solo tres ejemplos, pero hay muchos más.

No siempre huir significa cobardía

Curiosamente vemos que todos esos hombres de éxito, también les tocó huir.

  1. Moisés Huyó al desierto ahí estuvo cuarenta años.
  2. David huyó a la cueva de adulan y ahí permaneció más de veinte años.
  3. Elías huyó al desierto hasta Horeb, y estuvo escondido.
  4. José huyó a Egipto, ordenado por Dios para proteger al niño.

¿Que aprendemos de todo esto? que no todas las veces Dios actúa de la misma manera, él pudo haber permitido que HERODES encontrara al niño, y mandar a sus ángeles a fulminar a HERODES y su séquito, o pudo hacer que operará un poder sobrenatural en el niño para que nadie pudiera tocarlo, pero no lo hizo, por el contrario mandó un ángel a avisarle a José, que huyera con el niño a Egipto.

Pero Dios decidió cambiar de estrategia; en este caso del niño, se cumplieron dos profecías que de no haber huido no se cumplen.

La primera está en los versículos. 16- 28. Del capítulo 2. De Mateo.

1.-Raquel que llora por sus hijos y no quiso ser consolada porque perecieron.

2.-La segunda está en el versículo 15 del mismo capítulo. De Egipto llamé a mi hijo.

Y hay una tercera profecía.

3.-Que sería llamado nazareno.

Así que la huida, no fue cobardía, fue propósito.

¿Qué podemos decir de los otros que huyeron?

Moisés después de cuarenta años, tuvo un encuentro con Dios en la Zarza, y ahí ya estaba listo para comenzar su ministerio, la huida le sirvió para prepararse para el ministerio.

Elías salió de la cueva con una nueva unción, para ungir reyes y profetas.

David salió de la cueva a reinar.

El señor Yahshua al volver, regresó a ser ese niño modelo que sorprendió a los doctores de la ley.

¿Cuál es la enseñanza?

Que ser prudente, no es falta de fe, es muchas veces preservar el ministerio, hay momentos  en los que es necesario esconderse, no es el momento de enfrentar al enemigo.

2.5 2 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments